SOLEMNIDAD DE SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS